OEV observó la auditoría de las máquinas de votación

04/09/2012

La auditoría del “software” de las máquinas de votación terminó el viernes 31 de agosto. Es un asunto bastante sofisticado que requiere para adelantarla satisfactoriamente de elevada capacidad profesional. El equipo de auditores estuvo conformado por profesionales representantes de distintos candidatos a las elecciones del 7 de octubre y personal técnico del CNE. El Observatorio Electoral Venezolano fue invitado por el CNE para observar todo el proceso y allí estuvimos.

Es importante resaltar que el clima de las relaciones interpersonales entre los distintos auditores y los técnicos del CNE fue siempre de cordialidad y respeto. Fueron revisados con mucho detalle y minuciosidad los programas y rutinas que controlan los distintos componentes que intervendrán en la jornada electoral venidera y no hubo aspecto que fuese solicitado auditar que no se revisase.

Sobre el Sistema de Autenticación Integral, que es el que permite completar la identificación del elector con la lectura de su huella digital, se revisó el funcionamiento de las distintas opciones posibles, de modo de garantizar que ningún elector con derecho a votar sea rechazado y que ningún elector pueda votar más de una vez. También se verificó que será imposible reconstruir la secuencia de los electores a partir de la información allí almacenada.

Sobre las máquinas de votación se verificó que la información de cada voto emitido efectivamente coincide con el comprobante impreso, que el voto almacenado se hace aleatoriamente de modo que sea imposible reconstruir el orden en que los electores emitieron su voto y que al almacenar ese voto no queda rastro alguno que permitan identificar al elector que lo emitió. Igualmente se revisaron las rutinas de totalización de votos en cada máquina y su debida impresión en el acta de escrutinio, comprobándose que su funcionamiento es confiable.

El sistema de transmisión de los resultados de cada máquina al centro nacional de totalización también fue objeto de una revisión detallada, comprobándose que dispone de suficientes mecanismo de seguridad y resguardo para garantizar que esos resultados lleguen sin alteraciones al centro de cómputo.

La conclusión más importante de la auditoría realizada es el secreto del voto está plenamente garantizado. NO HABRÁ MANERA QUE ALGUIEN DISTINTO AL ELECTOR SEPA POR QUIEN VOTÓ. Hay además suficientes garantías de que los totales de votos emitidos en cada mesa de votación sean trasmitidos debidamente para su inclusión segura en la totalización, GARANTIZÁNDOSE EL RESPETO DEL VOTO.

Artículo anterior:

Artículo siguiente: