El OEV ante la “pre-campaña”

18/03/2013

Si bien el país aún no se encuentra en la campaña electoral con vistas a las elecciones presidenciales del 14 de abril -cuyo inicio ha sido fijado por el Consejo Nacional Electoral (CNE) para el 2 de abril- es un hecho notorio que desde hace varias semanas, tiene lugar una actividad abierta de proselitismo electoral. Estamos ante lo que se ha dado en llamar la “pre-campaña”, concepto que no existe en la vigente Ley Orgánica de Procesos Electorales ni en sus reglamentos.

En el marco de la misma, el OEV cree necesario pronunciarse a propósito  de las declaraciones del Ministro de la Defensa Diego Molero Bellavia, mediante las cuales en diversas ocasiones – y contraviniendo, entre otros, el artículo 330 de la Constitución Nacional – ha llamado a votar por el candidato oficial, circunstancia que en sí mismo es repudiable en una persona de su investidura (ministro en funciones y militar activo),que se agrava por haber tenido lugar en medio del duelo nacional motivado por el fallecimiento del Presidente Hugo Chávez.

Así mismo queremos llamar la atención, sobre los mítines llevados a cabo por el candidato Henrique Capriles y la connotación electoral que en muchas ocasiones el candidato Nicolás Maduro, le ha dado a actos realizados a propósito de los funerales del Presidente Chávez. Igualmente queremos advertir, sobre el lenguaje político empleado durante estos días, lenguaje que ciertamente no favorece el entendimiento político de los venezolanos.

Por otra parte, el OEV quiere traer a colación el hecho de que, por tercera vez en los últimos procesos comiciales, uno de los candidatos ostenta el cargo de Presidente de la República, situación que se encuentra muy precariamente regulada en nuestras normas. En este sentido es necesario solicitar al CNE que ejerza una vigilancia estricta a fin de que tal circunstancia no derive en ventajismos y asimetrías en la competencia electoral (en particular originadas por el uso recursos públicos), impropias de un proceso eleccionario democrático.

Finalmente, el OEV no quiere dejar pasar por alto el cambio del sitio de votación con el que fue beneficiado el candidato oficial, alegando “razones de seguridad”. Al hacerlo, el CNE establece nuevamente  privilegios que no deberían tener cabida, visto que atentan contra la igualdad de los electores.

El OEV hace un llamado a los distintos actores de la próxima campaña electoral para que pongan de su parte a fin de que estos comicios, que  toca realizar en condiciones muy difíciles marcadas en buena medida por la premura, tengan lugar en medio del mayor respeto al elector venezolano y con la mayor paridad en las condiciones en las que participan los distintos candidatos.

Artículo anterior:

Artículo siguiente: