En el libro El Sistema Electoral Venezolano Reflexiones a la luz de las parlamentarias 2015 aborda en doce ensayos el ventajismo electoral que el Partido Socialista Unido de Venezuela ha institucionalizado.

El libro del Observatorio Electoral Venezolano (OEV), que será bautizado este sábado 15 de octubre, recoge las violaciones normativas, pero también los vacíos legales y la configuración partidista de los poderes del Estado que forman parte de un rompecabezas o “lego jurídico” -como lo llama Alfredo Infante en su artículo introductorio-, para consolidar el “proyecto revolucionario”.

Infante recorre desde la génesis del proyecto político del fallecido presidente Hugo Chávez hasta el actual mandato de Nicolás Maduro para plantear la deformación del Estado concebido en el proceso constituyente de 1999. “Las dos últimas crisis de país, la de los noventa y la de hoy, tienen como denominador común la apropiación del Estado y sus instituciones por parte de intereses particulares (ayer AD-Copei, hoy Psuv)”.

OEV Sistema Electoral

El politólogo Luis Salamanca se detiene en las normas de la Ley Orgánica de Procesos Electorales que son frecuentemente violadas como 1- la igualdad de los participantes en el proceso electoral; 2- la libertad de pensamiento y de expresión; 3- la comunicación e información libre, diversa, plural, veraz y oportuna; 4- la prohibición de censura previa; 5- la democratización, participación y pleno ejercicio de la soberanía popular, 6- el respeto a las instituciones del Estado y 7- la igualdad de acceso a los medios de comunicación social, entre otros.

En su ensayo, Salamanca también desarrolla un análisis sobre el ventajismo y la autonomía del elector.

En el libro se plantea, además, la necesidad de convocar una reforma electoral para cambiar el sistema de sobrerrepresentación de mayorías que afecta la elección de la Asamblea Nacional por uno que sea más fiel a la expresión de la voluntad de los electores.

En el año 2010 el oficialismo, con 48,12% de votos, obtuvo 98 representantes en la Asamblea Nacional y la oposición, con 47% de los votos, tan solo obtuvo 67 representantes. Recientemente, en las pasadas elecciones parlamentarias 6D-2015, bajo la misma normativa, la oposición con 56,31% de los votos, alcanzó 112 representantes y el oficialismo, con 43,69% de los votos, obtuvo 55 diputados.

La especialista en temas electorales Eglee González señala que la reforma debe incluir un apartado que norme y sancione los delitos electorales, pues la actual Ley Orgánica de Procesos Electorales suprimió el capítulo de la derogada Ley Orgánica del Sufragio y Participación Política en el que se sancionaba los delitos electorales y remite a una ley que no se ha dictado por el Parlamento.

La consecuencia de ello, es que conductas específicas como el daño a las máquinas de votación, el voto doble o el voto de un fallecido, o los atentados contra la libertad y secreto del voto, que antes se encontraban tipificados en la ley derogada, solamente serán sancionadas como delitos cuando se puedan subsumir en normas genéricas del Código Penal, cuando ello sea procedente, o cuando se encuentren.

La paridad de género y la veeduría internacional son factores que inciden en el proceso electoral y que tampoco están regulados en la actualidad.

El libro cuenta con la pluma de otros calificados conocedores de la materia electoral como José María Cadenas, Luis Lander, Héctor Vanolli, Mireya Lozada, Héctor Briceño, Dimitris Pantoulas y Mariengracia Chirinos y serápresentado por la directora y cofundadora de Efecto Cocuyo, Luz Mely Reyes.

Ver nota original.