CNE complace a Maduro con inusitada celeridad

24/05/2017

De aplicarse la Constituyente, las elecciones regionales perderían valor –y hasta podrían ser suspendidas–, pues una transformación de toda la organización político territorial de la República sin el visto bueno de la ciudadanía resultaría en un texto vinculante e ilegítimo que no resolverá el conflicto político.

 

El Consejo Nacional Electoral sorprendió a todos los venezolanos la noche de este martes 23 de mayo al dar una rueda de prensa, protagonizada por la presidenta del organismo, Tibisay Lucena, en donde se anunció que trabajará en una propuesta de cronograma que culmine con la elección de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) a finales de julio y las regionales el 10 de diciembre de 2017. Se estima que la convocatoria formal se haga este jueves 25 de mayo.

Según Lucena la decisión fue tomada de manera “unánime”, pero poco después el rector principal Luis Emilio Rondón desmintió estas declaraciones y calificó las Bases Comiciales propuestas por el Ejecutivo como “violatorias de la universalidad del voto”. En una entrevista radial a la mañana siguiente, el rector explicó que “estamos ante elementos muy graves” con respecto al decreto entregado por Nicolás Maduro, el cual tiene “serios vicios de inconstitucionalidad”.

En principio, llamó la atención del país la celeridad con la que el árbitro respondió a la propuesta del Jefe de Estado, quien había hecho entrega del documento apenas seis horas antes. El anuncio ocurre cuando el organismo sigue en deuda con las elecciones regionales (gobernadores y Consejos Legislativos) que ya suman seis meses de retraso. También resulta paradójico que el ente comicial dilate la renovación de partidos políticos un año y tres meses pero asegure tener la capacidad de organizar elecciones a la ANC en menos de 60 días. El Observatorio Electoral Venezolano se pregunta: ¿qué criterios privaron para justificar la ANC antes que las regionales, elecciones pautadas en la Carta Magna?

Lea también: CNE retrasa por quinta vez renovación de partidos

Técnicos electorales suponen que el Poder Electoral viene trabajando en este proyecto con bastante antelación, pues es casi irrealizable construir sub-registros (padrón electoral), para cada uno de los ocho sectores distintos en un lapso tan corto. Aunque estas bases de datos serán proporcionados por instituciones públicas a cargo del partido de Gobierno, deben ser auditadas según corresponde en todo proceso electoral.

La mayor crítica que pesa sobre la propuesta oficialista es que busca permitirle al Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) obtener una mayor cantidad de constituyentes con pocos votos, especialmente en caso de no someter a referendo previo las bases comiciales, tal como se hizo en 1999. Adicionalmente, si la ANC persigue reeditar la Reforma Constitucional de 2007, las elecciones regionales serán innecesarias en la medida en que el nuevo texto constitucional reduzca las atribuciones de los gobernadores y diputados regionales.

Lea también: El OEV te presenta once preguntas y respuestas sobre las bases comiciales constituyentes

La Constituyente consiste en una estrategia para transformar toda la organización político territorial de la República sin el visto bueno de la ciudadanía, por tanto, el resultado será un texto vinculante e ilegítimo que no resolverá el conflicto político en el que está inmerso el país.

El próximo diciembre se vencerá también el período de los alcaldes y, sin embargo, Lucena prefirió no hacer mención a estos comicios.

 

Elaborado por el equipo de prensa del OEV.

Artículo anterior:

Artículo siguiente: