Venezuela, el único país de Latinoamérica que organizará elecciones en 90 días

27/01/2018

Alrededor de 300 millones de latinoamericanos elegirán este año a los hombres y mujeres que dirigirán el destino de ocho países: cinco de ellos escogerán nuevos presidentes, sin incluir a Venezuela, cuyos comicios no están asegurados. Esto significa que más de dos tercios de la población de las naciones que concentran cerca del 80% del Producto Interno Bruto (PIB) de la región están llamados a ejercer su derecho al sufragio. Así, el continente se juega la hoja de ruta de sus relaciones políticas y económicas con el resto del mundo.

 

Venezuela sigue siendo el único de los ocho países de América Latina que acudirán a las urnas en 2018 sin fijar aún la fecha definitiva para los comicios, pese a que la Asamblea Nacional Electoral (ANC) aprobó este martes 23 de enero un decreto ordenando convocar de forma anticipada las elecciones presidenciales para el primer cuatrimestre del año –antes del 30 de abril–, usurpando las funciones del Consejo Nacional Electoral (CNE) claramente definidas en la Constitución.

El apretado calendario comenzará el próximo 4 de febrero con las Elecciones Nacionales en Costa Rica, en las que 3,3 millones de electores están llamados a votar en una primera vuelta por el presidente, dos vicepresidentes y 57 diputados de la Asamblea Legislativa (en caso de que ninguno de los candidatos obtenga el 40%, la segunda vuelta fue fijada para el 1 de abril). Los costarricenses conocieron la fecha a un año y seis meses del evento, cuando el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) publicó el 14 de octubre de 2016 el cronograma, con 69 fechas y plazos. Ese día, la autoridad anunció que haría la convocatoria formal el 4 de octubre de 2017, compromiso que cumplió con rigurosidad hace cuatro meses.

Le siguen las elecciones del 4 de marzo en El Salvador, donde 5,48 millones de votantes acudirán a las urnas para escoger 84 diputados de la Asamblea Legislativa y a los representantes de 262 concejos municipales. En este caso, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) anunció la fecha el 13 de agosto de 2016, con 19 meses de anticipación, y realizó la convocatoria oficialmente seis meses antes, el 4 de octubre de 2017, día en que comenzó a correr el calendario electoral. Sin embargo, la planeación de los comicios comenzó a realizarse en 2015, según declaraciones del presidente de la institución, Julio Olivo Granadino. De la misma manera, los salvadoreños tuvieron conocimiento de la fecha para las próximas elecciones presidenciales con un adelanto de 15 meses: serán el 3 de febrero de 2019.

Una semana después, el 11 de marzo de 2018, 36 millones de colombianos renovarán a los miembros de las cámaras del Congreso (102 escaños del Senado y 166 curules de la Cámara de Representantes). La fecha se conoció un año antes, el 4 de marzo de 2017, luego de que la Registraduría Nacional aprobara una resolución con el calendario electoral con 23 actividades, dando, además, un plazo de 10 meses para la inscripción de nuevos electores y la actualización de datos para quienes cambiaron de residencia o domicilio.

El 22 de abril entrará en escena Paraguay con Elecciones Generales, en las que 4,26 millones de votantes elegirán al Presidente de la República, vicepresidente, 125 parlamentarios (45 senadores y 80 diputados), 17 gobernadores, 17 concejales departamentales y 18 representantes del Parlamento del Mercosur (Parlasur). El Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) anunció la fecha con 14 meses de antelación, tras la publicación del cronograma electoral el 9 de febrero de 2017 (con 57 actividades), y fueron convocadas formalmente el 21 de agosto del año pasado.

Colombia volverá a convertirse en protagonista electoral de la región el 27 de mayo para elegir al Presidente y Vicepresidente: si ninguno de los candidatos obtiene la mitad más uno de los votos, los electores volverán a las urnas el 17 de junio en una segunda vuelta. La fecha se publicó con un año de antelación, con la aprobación de la resolución N° 5552 del 26 de mayo de 2017, en la cual también aparece el calendario electoral constituido por 23 actividades y sus plazos respectivos.

Luego, el 1 de julio, México celebrará la jornada electoral más grande en la historia del país, pues 87,8 millones de votantes elegirán 3.400 cargos públicos, entre los que se encuentran: el Presidente de la República, 628 miembros del Congreso de la Unión (128 senadores y 500 diputados), nueve gobernaturas y jefaturas de Gobierno, 16 alcaldías, representantes de los congresos locales, ayuntamientos y juntas municipales en 30 de las 32 entidades federativas. Para esos comicios, el Instituto Electoral (IEEM) aprobó y publicó el cronograma con 115 actividades en septiembre de 2017, con nueve meses de adelanto; pero, incluso mucho antes, en marzo (15 meses antes del evento), una resolución dio a conocer las fechas más destacadas del proceso: fecha límite para colocar mesas de votación (11 de septiembre de 2017), inscripción de candidatos (del 11 de noviembre al 11 de diciembre de 2017), publicación de candidatos a cada cargo en un lugar visible de la página web (20 de diciembre de 2017), periodo de votación en el exterior (del 5 al 11 de marzo 2018), entre otras.

En el mes de octubre, Brasil celebrará elecciones generales (el 7 será la primera vuelta y, de ser necesaria, el 28 la segunda vuelta), en las que 115,12 millones de votantes están llamados a elegir al presidente, vicepresidente, miembros del Congreso Nacional, gobernadores, vicegobernadores estatales y representantes de las Asambleas Legislativas estatales. El calendario con las fechas del proceso fue aprobado por el pleno del Tribunal Superior Electoral (TSE) en la sesión del 18 de diciembre de 2017, nueve meses antes del evento.

Para cerrar el ciclo electoral, ese mismo 7 de octubre 23,4 millones de peruanos escogerán 25 presidentes regionales, 196 alcaldes y 1.874 alcaldes de distrito en los comicios regionales y municipales. Tras la aprobación de un decreto gubernamental difundido en la Gaceta Oficial, la convocatoria formal del evento electoral se anunció el 10 de enero de 2018, con ocho meses de antelación; sin embargo, el cronograma electoral se conoció en diciembre de 2017.

Cabe destacar que todas las elecciones arriba mencionadas contarán con observación nacional e internacional calificada.

A grandes rasgos, Venezuela se perfila como el único país, entre los que celebran elecciones este 2018, que pretende organizar un proceso comicial en menos de seis meses (90 días), si es que nada se interpone en el camino.

 

Artículo anterior:

Artículo siguiente: