CNE está en deuda con venezolanos en el exterior desde 2012

14/02/2018

Aunque la ley exige expresamente al Poder Electoral que actúe con “eficacia administrativa” en la actualización del Registro Electoral, con procesos y trámites transparentes, oportunos, pertinentes, y eficientes para “garantizar la inclusión de todos los ciudadanos” (artículo 28 de la LOPRE), no es así como ha procedido el organismo en los últimos años. Con demora, comenzaron este sábado 10 de febrero los operativos extraordinarios de inscripción que se extenderán por apenas 10 días con 531 puntos distribuidos en todo el país

RE en Venezuela: permanente y jornadas especiales

De acuerdo a la Ley Orgánica de Procesos Electorales (LOPRE), el Registro Electoral debe ser de carácter continuo: “Todas las personas pueden inscribirse o actualizar sus datos en cualquier momento, así como solicitar la rectificación de los datos que estuvieran erróneos o afectasen su derecho al sufragio” (artículo 28). Adicionalmente, la legislación estipula la realización de jornadas especiales previo a cada proceso electoral, en las que el CNE está obligado a desplegar una mayor cantidad de máquinas ubicadas en zonas de todo el país con gran afluencia de ciudadanos.

Pese a esto, desde mediados de 2017, el CNE no dispone de estos operativos especiales de actualización, aun tratándose de un año en el que fueron convocados tres comicios: Asamblea Nacional Constituyente (30 de julio), elección de Gobernadores (15 de octubre) y elección de alcaldes (10 de diciembre). Precisamente, la inscripción y actualización del RE se ha llevado a cabo exclusivamente en la mayoría de las ORE, ubicadas en las capitales de las 24 entidades federales de la República, lo que representa una dificultad para aquellos ciudadanos que viven en municipios distantes. De acuerdo al seguimiento realizado en 2017 por la Red Electoral Ciudadana, el 76% de estas oficinas regionales estaban operativas, mientras que el otro 24% estuvieron cerradas (revise el estudio aquí).

Para las elecciones presidenciales, convocadas por el CNE para el próximo 22 de abril de 2018, el organismo estipuló apenas 10 días –del 10 al 20 de febrero, incluyendo la fecha festiva de carnaval– para el operativo especial de actualización del RE, activando 531 puntos a lo largo del territorio nacional. El registro preliminar tras estas jornadas se publicará entre el 21 y el 25 de febrero, el proceso de impugnación se hará del 25 al 27 del mismo mes, la información definitiva de electores se entregará el día 26 a los representantes de las organizaciones políticas y la publicación del Registro Electoral definitivo será entre el 28 de febrero y el 4 de marzo.

Consulta en la siguiente tabla el número de puntos por estado:

Se trata del mismo lapso habilitado por el CNE en las jornadas extraordinarias de inscripción en los últimos comicios para elegir gobernadores, las cuales se realizaron entre el 6 y 15 de julio de 2017, y para las que dispuso 200 puntos distribuidos en todo el país; menos tiempo y un número menor de puntos en comparación a otros procesos electorales.

En contraste, en 2015, el organismo habilitó 1.568 puntos de inscripción y actualización en las zonas más concurridas de todas las parroquias del país por cinco meses, desde el 2 de febrero hasta el 8 de julio, previo a las elecciones parlamentarias de diciembre. Para las presidenciales de 2012, además de los puntos permanentes de inscripción, la jornada de registro especial se prolongó por tres meses, desde el 16 de enero hasta el 15 de abril, con un total de 1.300 puntos entre fijos y móviles distribuidos a escala nacional.

La Asociación Civil Súmate y la Red Electoral Ciudadana estiman que casi dos millones de jóvenes con edad par a sufragar, que viven en territorio venezolano, no han sido incorporados en la base de datos, pues el crecimiento del padrón electoral entre 2015 y 2017 fue de apenas 23.000 nuevos votantes, una cifra que no corresponde con la estructura poblacional joven del país.

 

Sobre la base de lo señalado anteriormente, es claro que el CNE ha hecho poco para incentivar la inscripción en el registro de estos nuevos electores con campañas institucionales, incumpliendo la ley electoral vigente que lo obliga a desplegar centros de inscripción y actualización en “sectores de difícil acceso y/o de mayor concentración poblacional” en todo el territorio nacional y en cualquier momento del año (artículo 33 LOPRE). No se está haciendo lo necesario para que el ciudadano pueda ejercer su derecho al voto.

Venezolanos en el exterior

Venezuela es uno de los 23 países del mundo que permite a sus ciudadanos residenciados en el extranjero participar en elecciones de carácter nacional (como presidenciales o referendos). A pesar de esto, la inscripción y actualización de datos de los electores venezolanos en el extranjero ha sido aún más irregular. Aunque no se disponen de cifras oficiales, se estima que entre dos y cuatro millones de venezolanos han abandonado el país en la última década –muchos de ellos con edad para votar–, y de los cuales sólo 101.595 están inscritos en el RE (según el corte anunciado por el CNE el 30 de abril de 2017), una cifra muy por debajo de los migrantes con derecho al sufragio.

En este sentido, la Consulta Ciudadana del 16 de julio de 2017, convocada por la Asamblea Nacional con el apoyo de sectores de la sociedad civil y sin la participación del CNE, representa un importante referente para medir los electores potenciales en el extranjero que pueden –y quieren– ejercer su derecho al voto, pues en ella participaron 693.789 venezolanos residenciados en distintos países del mundo, 592.194 personas más de las habilitadas por el árbitro electoral.

De acuerdo a la legislación electoral vigente, un venezolano residente en el exterior solo necesitaría su cédula de identidad para inscribirse, sin embargo, en los últimos cuatro años, en algunos consulados y embajadas también se ha exigido la presentación del pasaporte vigente, partida de nacimiento original, visa, carta de residencia y otros requisitos administrativos no contemplados en la ley. Además de estos obstáculos, algunos consulados suspendieron por largos períodos el proceso de inscripción, negando en las ciudades con mayor número de migrantes la posibilidad de actualizar sus datos. Ciudadanos que salen del país y acuden a las oficinas consulares denuncian que los funcionarios les informan que hay fallas en la plataforma electrónica del Consejo Nacional Electoral o que aún no se ha habilitado el proceso.

“Se les informa a los ciudadanos que el sistema de registro electoral está desactivado hasta nuevo aviso”, era el mensaje que aparecía hasta hace poco en la página web de los consulados de España y Buenos Aires. De acuerdo a un estudio realizado por la organización Voto Joven, de 40 consulados analizados 30 tienen clausurada la posibilidad de actualizar datos e inscribir nuevos votantes; mientras que los 10 restantes se encuentran parcialmente operativos. Esas sedes diplomáticas parcialmente operativas se encuentran en las ciudades con mayor número de venezolanos: Madrid, Santiago de Chile, Bogotá, Lima, San José de Costa Rica, Brasilia, Buenos Aires, Quito y Asunción. Por ejemplo, el consulado de Miami, Florida, la misión diplomática que debería atender a la mayor cantidad de electores venezolanos, fue cerrado antes de las elecciones presidenciales del año 2013.

Así, el RE de venezolanos en el exterior ha estado en una especie de suspensión ilegal desde 2012, una medida violatoria de la vigente legislación electoral. Sin embargo, para las elecciones presidenciales a realizarse este 2018, el CNE emitió el pasado viernes 9 de febrero una circular a las misiones diplomáticas de Venezuela en el exterior confirmando la apertura del Registro Electoral en el extranjero. En algunos consulados, las jornadas extraordinarias de inscripción y actualización comenzaron el sábado 10, en otras, en cambio, empezarán entre el lunes 12 y miércoles 14 de febrero.

El Poder Electoral está en la obligación de garantizar la posibilidad de ejercer el derecho al sufragio de todo venezolano mayor de 18 años, incluidos los residentes fuera de nuestras fronteras. Para ello debe facilitar la inscripción y actualización en el Registro Electoral en todos los consulados desplegando las jornadas especiales que se efectuarán desde el sábado 10 hasta el martes 20 de febrero. Cabe señalar de nuevo que el CNE no ha hecho lo necesario para proteger el derecho al voto.

Leyenda: Circular enviada el viernes 9 de febrero por el CNE a las misiones consulares en el exterior.

 

Artículo anterior:

Artículo siguiente: