Elecciones en la Universidad de Carabobo

20/11/2018

Los días anteriores a la fecha fijada para las votaciones, no presagiaban un proceso electoral tranquilo. Discursos agresivos y numerosos actos de violencia, instigados desde el oficialismo, se sumaron a la intervención directa del propio Gobernador, con el propósito de obstaculizar de distintas maneras la realización normal del proceso, desconociendo el principio de la autonomía universitaria y buscando favorecer abiertamente, sin reparar en los medios empleados, a una de las opciones en juego.

En el día de las votaciones encapuchados armados intentaron sabotear el proceso electoral, irrumpiendo en distintas facultades con el propósito de llevarse las cajas que contenían las papeletas, agrediendo a varios grupos de estudiantes y amenazando a los testigos de mesa. Adicionalmente, estudiantes partidarios de una de las planchas que se presentaron a la FCU, nombraron una comisión electoral paralela, para que arbitrara el evento, de nuevo con visible apoyo gubernamental.

Las elecciones estudiantiles de la Universidad de Carabobo –que no se celebraban desde hace diez años– discurrieron en una atmósfera hostil, de espaldas a las normas establecidas para garantizar el voto como expresión libre de cada estudiante y la participación igualitaria de las distintas alternativas que se presentaron. Aun así, los estudiantes consiguieron, superando todas las barreras, nombrar a sus representantes a la Federación de Centros Universitario, a los Centros de Estudiantes, a los Consejos de Facultad y a los Consejos de Escuela.

En suma, fueron éstos unos comicios irregulares, marcados por el atropello oficialista. Los venezolanos tienen derecho a preguntarse si los resultados obtenidos, claramente contrarios a las aspiraciones oficialistas, serán respetados.

 

OEV, 18 de noviembre de 2108

Artículo anterior:

Artículo siguiente: