Negociar: la mejor opción política

14/08/2019

El país vive una crisis política desde hace varios años, que ha generado profundas consecuencias en su desenvolvimiento general. La solución de la misma resulta imprescindible para que se resuelvan las crisis que se han generado en lo económico, lo social y lo institucional.

Dentro de este contexto se ubica la realización de unas elecciones, vistas como condición necesaria, aunque no suficiente, desde luego, a fin dibujar una salida que permita despejar el horizonte del país. Se trata de apelar a la democrática idea de que es la opinión de la gente, expresada en el voto, la que debe decidir la suerte de nuestra sociedad, encontrándole un desenlace pacífico a una situación que compromete la existencia de los venezolanos, para una gran parte de ellos en el sentido más literal de la palabra.

Las elecciones representan hoy en día la mejor opción a la vista para rehacer al país, tan descosido y venido a menos como se encuentra hoy en día.  Cualquier otro camino resulta más costoso y a la postre no hace sino retardar un proceso que al fin y al cabo termina siendo el idóneo para zanjar los conflictos que sacuden a una sociedad. Resulta clave la tramitación, cuanto antes, de un acuerdo que se prolongue, incluso, más allá del evento comicial, como parte de un gran pacto nacional orientado a solventar las dificultades que afectan al país.

El OEV estima importante señalar que el pacto en torno a la celebración de unos comicios debe ir acompañado del compromiso de que se celebren bajo la autoridad de un árbitro electoral imparcial, encargado de hacer cumplir todos los requisitos exigidos para garantizar que sus resultados sean confiables y aceptados por todos, tanto por los candidatos y sus partidos, como por los ciudadanos. Lo que el país requiere y reclama son unas buenas elecciones, no como las celebradas el pasado 20 de mayo, que fueron efectuadas en medio de grandes irregularidades y cuyos resultados fueron muy cuestionados. Otras malas elecciones no solo no contribuirán a resolver las crisis, sino que con seguridad las agravarán.

Es imperativo insistir en que si se cierra la vía para llegar a los acuerdos políticos necesarios, todos saldremos perdiendo. La negociación es la mejor opción política de cara a la grave crisis venezolana.

 

Observatorio Electoral Venezolano
Caracas, 14 de agosto de 2019

Artículo anterior: